• Instrumentos de Planificación Regional
Skip Navigation Links
Inicio
Despliegue Contenido

Noticias

 
Recomendar
 

VECINOS VALORAN ENTREGA DE SUBSIDIOS QUE PARA AMPLIACIONES Y REPARACIONES DE SUS CASAS

Familias de la localidad de la provincia de Aysén recibieron subsidios de manos de la primera autoridad regional. Beneficiarios integran los Comités “Vecinos Unidos 2 y 3”.

Este sábado 28 de abril 52 familias de Villa Mañihuales recibieron los certificados de subsidio habitacional que les permitirán hacer realidad diversas obras de mejoramiento de sus viviendas. Los beneficios fueron entregados en un acto encabezado por la Intendente Geoconda  Navarrete, con participación de autoridades regionales, comunales y vecinos de la localidad.

En esta ocasión resultaron favorecidos los 23 integrantes del comité “Vecinos Unidos 2” y los 29 socios del comité “Vecinos Unidos 3”,  quienes postularon en noviembre del año pasado, contando con asesoría del Serviu y del Prestador de Asistencia Técnica Eduardo Rozas.

Cecilia Rozas, una de las vecinas beneficiadas en esta oportunidad se refirió al significado del aporte estatal para la concreción de su vivienda. “Es un logro muy especial, nuestras casas están más confortables, es una alegría para nuestras familias, incluso para el medioambiente ya que no se utiliza tanta combustión”. La adjudicataria recordó que ella partió con una vivienda progresiva de 32 metros cuadrados y que “gracias a las ayudas del Gobierno este es el tercer beneficio que obtengo; ya me habían dado la ampliación, el revestimiento térmico y ahora es el revestimiento interior. Estoy muy contenta gracias al Presidente Piñera, que también hace gestiones para que las comunidades apartadas estén más confortables”, concluyó.

“Feliz de venir a acompañar a los vecinos de Villa Mañihuales y a respaldar el trabajo que realizan sus dirigentes”, dijo la Intendente tras la entrega de los certificados que permitirán mejorar sus viviendas, evocando de paso su trabajo en el Serviu. En esa época –recordó– se ejecutaban programas muy deficientes en términos de sus recursos, que solo alcanzaban para viviendas progresivas de entre 24 y 27 metros cuadrados de construcción; por ello destacó la importancia de los actuales subsidios.

“Estos programas vienen a complementar y mejorar ésas condiciones, pero también nos encontramos que los vecinos requieren el apoyo de diferentes instancias, tanto en la organización, el apoyo del municipio y el Serviu a través de los fondos que entrega para concretar estas mejoras en materia de ampliación, reparación o aislamiento térmico”.

Por último, la Intendente explicó que los subsidios entregados por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ya se encuentran en ejecución, por lo que se espera que a la brevedad las familias beneficiadas puedan disfrutar de sus mejoras habitacionales.

En la oportunidad, Patricio Vidal, dirigente social de Villa Mañihuales, manifestó estar muy agradecido de la asignación de subsidios del Gobierno. “Muchas veces nos quejamos que el sistema no funciona, pero en realidad funciona, si sabe cómo buscar y dónde ir; se pueden conseguir muchas cosas (…) aprendí que la autoridad siempre está dispuesta a escuchar y ayudar a la comunidad; muchas veces la comunidad cree que la autoridad lo sabe todo y que puede solucionar todo, y todo no se puede solucionar; aquí estamos hablando de 15 años de trabajo”, reflexionó haciendo un llamado a quienes aún no postulan.

Con este subsidio, que se entrega a través del Programa de Mejoramiento del Patrimonio Familiar del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, cada familia recibe cerca de un millón 800 mil pesos para concretar diversas obras de reparación en sus casas, incluyendo partidas como cimientos, pisos, techumbre, instalaciones sanitarias, eléctricas o de gas, ventanas, cielos, o escaleras comunes, entre otros adelantos que mejoran considerablemente la calidad de vida los grupos familiares.

Los subsidios de mejoramiento de la vivienda –que ya están empezando a ser aplicados en las primeras viviendas por la empresa Vidal y Cedas– son  muy demandados y valorados en toda la región, ya que son clave para afrontar el deterioro natural de las viviendas, asumiendo que en la mayoría de los casos sin este apoyo del Estado las familias tardarían años o nunca podrían materializar sus proyectos.

Este tipo de subsidios no solo tienen un positivo impacto en la calidad de vida de las familias, sino que además mejoran las viviendas, suben su plusvalía, impulsan las economías locales y generan puestos de trabajo.